El cartero y la electromovilidad

#tkgoesIAA | Deutsche Post entrega el correo y los paquetes con un coche eléctrico. Lo curioso es que es la misma empresa de correos la que fabrica el vehículo con la inestimable ayuda de thyssenkrupp. è realizzata dall’azienda stessa - con l’aiuto di thyssenkrupp.

El peso máximo admisible de una StreetScooter completamente cargada es de 2.130 kg. Para tomar la foto con Achim Kampker (izda.) y Andreas Breidenbach sobre el vehículo se ha hecho una excepción.

La empresa alemana de paquetería y correos Deutsche Post se convierte en pionera de la electromovilidad con la furgoneta StreetScooter. Achim Kampker, antiguo profesor de la universidad de ciencias aplicadas RWTH Aachen, desarrolló en el marco de su trabajo de investigación el prototipo de un utilitario eléctrico. Esta StreetScooter podría revolucionar la entrega de paquetes en Alemania, e incluso próximamente también en el mundo entero.

thyssenkrupp lleva desde 2010 cooperando en el desarrollo estratégico de este proyecto suministrando materiales y componentes de las Business Areas Components y Steel. "Hemos apostado por una construcción ligera económica y hemos diseñado una estructura de la carrocería de acero que está revestida con una capa exterior de plástico", comenta Andreas Breidenbach del área Technologie e Innovation en Steel.

De serie: en Aachen cada año se fabrican hasta 10.000 vehículos utilitarios eléctricos.

Steel y la electromovilidad van unidas de la mano

"El reto ha sido considerable", comenta Breidenbach. "Porque la carrocería tiene que proteger tanto a los ocupantes como la batería del vehículo eléctrico. Con nuestras innovaciones hemos demostrado que nuestro acero tiene su lugar en la electromovilidad."

También resultan imprescindibles los amortiguadores de Bilstein, porque el peso máximo admisible de una StreetScooter completamente cargada es de 2.130 kg. Al final de un día de entregas largo, el peso puede incluso bajar en media tonelada. Para que el comportamiento de la amortiguación sea equilibrado a pesar de ello, es preciso realizar los ajustes con el mayor cuidado posible.

Puro optimismo: Achim Kampker (izda.) y Andreas Breidenbach están convencidos de que el concepto StreetScooter se va a imponer.

De start-up a pertenecer a un grupo internacional

El primer prototipo fue tan atractivo que la Deutsche Post en seguida agudizó el oído. "En ese momento estaba buscando una furgoneta eléctrica funcional a la par que económica", comenta Achim Kampker. El modelo de la StreetScooter era justo lo que buscaban. La empresa de paquetería absorbió pues en el 2014 esta empresa emergente junto con su Gerente Achim Kampker convirtiéndose así en fabricante de automóviles.

"Queríamos demostrar que la electromovilidad puede resultar asequible y que no precisa de tiempos de desarrollo largos."

ACHIM KAMPKER, Gerente de StreetScooter GmbH

En el año 2016 ya circulaban 2.000 StreetScooter libres de emisiones por las carreteras alemanas, con elementos de construcción ligera de Steel y amortiguadores de Bilstein. Todo indica que el crecimiento es seguro. A largo plazo se van a cambiar los 45.000 vehículos de la flota de Deutsche Post. Achim Kampker recibe también llamadas a diario de empresas extranjeras interesadas. "La demanda es enorme", comenta. "Según prevén los expertos, los coches con motores de combustión van a pasar pronto a la historia." Y thyssenkrupp es la responsable de suministrar la base para la revolución de la electromovilidad en las calles.