thyssenkrupp construye una segunda planta de polímeros para KÖKSAN en Turquía

thyssenkrupp va a construir para el fabricante turco de envases KÖKSAN una segunda planta para la producción de PET. La planta se levantará en Gaziantep, Turquía, junto a una línea de producción ya existente, construida por thyssenkrupp en 2013. Esto permitirá doblar la capacidad de producción del emplazamiento alcanzando las 432.000 toneladas anuales de PET (polietileno tereftalato). Su finalización y puesta en servicio están previstas para 2022.

zoom

thyssenkrupp va a construir una segunda planta de producción de PET para el fabricante turco de envases KÖKSAN. Esta se edificará junto a otra línea de producción que thyssenkrupp construyó en el año 2013.

En la nueva planta se utilizará el nuevo proceso "Melt-To-Resin" (MTR®) de especial eficiencia energética, patentado por la filial de thyssenkrupp Uhde Inventa-Fischer. Con la inversión en la nueva planta, KÖKSAN seguirá reforzando su posición en el mercado. El PET producido será suministrado al mercado local, así como exportado a países de Oriente Próximo, Comunidad de Estados Independientes (CEI), América, Europa y África.

En palabras de Werner Steinauer, CEO de Uhde Inventa-Fischer: "Estamos muy orgullosos de que KÖKSAN nos haya elegido para construir otra planta de PET de última generación. En comparación con las tecnologías convencionales, nuestro acreditado proceso MTR ofrece numerosas ventajas como, por ejemplo, un consumo de energía optimizado y menores costes de producción. Asimismo, la planta puede funcionar con un determinado volumen de PET reciclado a fin de satisfacer las cambiantes necesidades de los clientes y autoridades locales."

El pedido incluye la licencia, la ingeniería, el suministro de las principales piezas de la instalación, así como la supervisión y el montaje de la puesta en servicio. Asimismo, el personal de servicio de KÖKSAN recibirá formación por parte de especialistas de thyssenkrupp.

En palabras de M. Murat KÖKOĞLU, CEO de KÖKSAN: "Nos complace anunciar la firma del segundo contrato con thyssenkrupp, ya que la primera línea de producción en Gaziantep ofrece de manera continuada un excelente rendimiento y calidad de los productos. Asimismo, actualmente estamos estudiando la construcción conjunta de otra planta de polimerización de PET a base de PET de reciclaje químico para distintas aplicaciones de envases y textiles."

Ventajas económicas y ecológicas mediante reciclado de PET y producción eficiente en términos de recursos

El proceso MTR desarrollado por thyssenkrupp es un proceso continuo de policondensación en el que se prescinde de las etapas de proceso relativas a postcondensación en estado sólido para la producción de resina de PET. En comparación con las tecnologías convencionales, esto da lugar a sustanciales ahorros energéticos, a reducidos costes de inversión, de servicio y de mantenimiento, así como a un uso más eficiente de los recursos. Esta tecnología permite producir PET reduciendo las emisiones de CO2 mediante una disminución de hasta el 30 por ciento en el consumo energético y de combustible.

Asimismo, las instalaciones podrán ser equipadas con la tecnología de reciclado "Flakes-To-Resin" (FTR) de thyssenkrupp en cualquier momento posterior. Dicha tecnología permite sustituir hasta en un 50 por ciento las materias primas de base, sin que se vean afectadas las homologaciones alimentarias ya existentes para el producto final. El proceso se basa en una tecnología de 2 reactores, en la que se hace uso de los reactores patentados ESPREE y DISCAGE para obtener las altas viscosidades de fusión deseadas.