A menos de un palmo entre la vida y la muerte

En una filial de thyssenkrupp Plastics, un camionero resulta lesionado en el pie por una carretilla elevadora en el transcurso de un proceso de carga. Faltó poco para un desenlace fatal. ¿Cómo pudo producirse el accidente a pesar de todas las medidas de seguridad?

Un nuevo capítulo de nuestra serie sobre seguridad laboral.

Septiembre de 2019 en thyssenkrupp Plastics, emplazamiento de Weingarten: en la salida de mercancías reina, como es habitual, una intensa actividad. Tres camiones de un proveedor salen a diario de esta filial alemana llevando las mercancías pedidas a los clientes. Una carretilla elevadora retira los productos de las dos grandes estanterías cantilever situadas una enfrente de la otra en el almacén de salida de mercancía, a continuación los transporta hasta los vehículos en espera. Los camioneros y los compañeros de Plastics que trabajan en este ámbito se conocen desde hace años. Rutina diaria. Sin embargo, ese día se ve interrumpida repentinamente. Un compañero eleva mercancía de la estantería con su carretilla, mira como es habitual por encima del hombro, así como por el espejo panorámico y comienza la marcha atrás. De repente nota un tirón. El experimentado compañero detiene sobresaltado el vehículo inmediatamente: le ha pillado el pie a un camionero del proveedor, resultando herido. Este hombre es ingresado con fractura parcial de metatarsiano en el hospital, de donde afortunadamente vuelve a salir a los pocos días. El calzado de seguridad que llevaba puesto le ha protegido de sufrir lesiones más graves – y el hecho de que el conductor de la carretilla haya parado inmediatamente después del choque. Si la carretilla elevadora hubiera continuado avanzando tan solo 15 cm, es decir, ni un palmo, el compañero habría quedado atrapado entre la carretilla y la estantería, habiendo podido sufrir lesiones mucho más graves, incluso mortales.

Señales de advertencia ignoradas

¿Cómo pudo producirse el accidente a pesar de todas las medidas de precaución que se aplican en la filial de Weingarten para operar una carretilla elevadora? Los compañeros conocen los riesgos permanentes que provienen de una carretilla elevadora. Esta es la máquina más peligrosa de tk Plastics. Las evaluaciones de riesgos son elaboradas de manera conjunta por los directivos y los empleados.

Análogamente, todo estaba como tenía que estar: la carretilla en perfecto estado técnico, las estanterías de la zona de salida de mercancías a siete metros de distancia entre sí, la totalidad del área señalizada como zona de carga y brindando espacio suficiente. El conductor de la carretilla elevadora cuenta con muchos años de experiencia. Recientemente había recibido su formación anual sobre seguridad. En los "Daily Talks" se analizan una y otra vez los riesgos, también aquellos derivados de las carretillas. El emplazamiento también había participado activamente en una iniciativa mundial del segmento Materials Services para la identificación de riesgos, especialmente los provenientes de carretillas elevadoras.

El hecho de que a pesar de todo existe un riesgo residual lo pone de relieve la reconstrucción de las circunstancias del accidente: mientras el conductor de la carretilla retiraba mercancías de una estantería, el camionero pasó sin ser visto por la parte de atrás de la carretilla, donde se encontraba la estantería opuesta, con el fin de hacerse una idea de la mercancía que quedaba por cargar. Justo detrás de la carretilla elevadora se puso en cuclillas para poder leer los datos del cliente en algunas etiquetas de producto de la estantería más baja. Este tipo de información le ayuda a calcular mejor el itinerario diario. Si bien percibió las señales de advertencia de la carretilla elevadora yendo marcha atrás, interpretó los conocidos pitidos como señal de que el proceso de carga continuaba según lo previsto.

El conductor de la carretilla no tuvo opción. A pesar de mirar por el espejo panorámico y por encima del hombro no pudo ver al accidentado, ya que se encontraba por completo en el ángulo muerto, como se puso de manifiesto en la reconstrucción del accidente.

Nadie había contado hasta la fecha con un escenario semejante. Por lo general, los transeúntes han de mantenerse alejados de las áreas por las que circulan las carretillas elevadoras. De ser inevitable, deberán establecer siempre contacto visual con el conductor de la carretilla antes de acceder. En este caso concreto, el conductor del camión jamás debería haber accedido al área durante el proceso de carga. Situarse directamente detrás de la carretilla elevadora en la nave y además ponerse allí de cuclillas incrementó enormemente el riesgo de accidente. "Siempre es horrible cuando alguien resulta herido y además afecta personalmente. Ahora bien, no se trata de encontrar un culpable, sino de determinar y analizar las causas, cuáles son las medidas que pueden inferirse", señala Ralf Helex, Técnico de seguridad para tk Plastics.

El hecho de que ocurran accidentes una y otra vez porque las personas se comporten de forma incorrecta teniendo conocimiento de causa es algo que los expertos explican con las denominadas trampas de actuación. Las personas caen en ellas aunque tengan formación en cuestiones relativas a seguridad y conozcan los riesgos existentes en el puesto de trabajo. Las consecuencias pueden ser graves. Después de los accidentes suelen oírse cosas como "Solo quería rápidamente...", "Normalmente no suele pasar nada..." o "Yo estaba pensando ya en la entrega siguiente...". Se alude a la presión de tiempo o a que poco antes de finalizar el turno se quería terminar un trabajo. Estas trampas de actuación también han jugado un papel importante en el accidente de Weingarten.

"Como es natural, todos nos llevamos un gran susto al enteramos del accidente", afirma Tobias Decker, Director de la filial. "Uno se pregunta en un primer momento: ¿hemos hecho todo lo necesario en términos de seguridad?" Aunque al camionero no haya resultado gravemente herido, el accidente ha causado gran impresión al conductor de la carretilla elevadora. "Al empleado le ha pesado profundamente haber herido a una persona", explica Decker. Ha tenido que pasar algún tiempo hasta que el compañero ha dejado de culparse.

Medidas tras el accidente

Además del análisis del accidente por parte del personal técnico, la Dirección de Weingarten ha involucrado a toda la plantilla para hacer aún más segura la zona de salida de mercancías. En un brainstorming conjunto se infirieron las siguientes medidas:

  • La carretilla elevadora fue equipada con una pantalla y una cámara de marcha atrás. Esto permite al conductor disfrutar de visibilidad total del espacio posterior.

  • La zona de expedición de mercancías está ahora provista de una ancha tira roja y del aviso de "Stop". Los transeúntes no pueden acceder a la zona de peligro marcada a tal efecto.

  • Además se ha desplazado una hilera de estanterías cantilever ensanchándose considerablemente la limitada área de salida de mercancía. Esto proporciona mayor visibilidad y mayor distancia de maniobra y de seguridad.

Posteriormente, todas las carretillas elevadoras frontales han sido revisadas en todos los emplazamientos de tk Plastics. Todos los tipos de carretillas elevadoras con ángulo muerto han sido igualmente reequipadas con una cámara de marcha atrás. En el ámbito de los técnicos de seguridad del segmento Materials Services también se ha hablado del accidente, dando lugar a una revisión del catálogo de especificaciones para carretillas elevadoras.

¿Tiene alguna pregunta sobre este incidente o sobre la seguridad laboral en general? ¿O le gustaría contarnos su propia experiencia? Escriba a wecare@thyssenkrupp.com