Reconocimiento a una era

Después de medio siglo, el 31 de julio es el día en que thyssenkrupp dejará de producir ascensores y escaleras mecánicas, andenes móviles y pasarelas telescópicas. En esa fecha, una era llega a su fin. Un día después, la Business Area Elevator Technology dejará de pertenecer al Grupo y pasará oficialmente a los nuevos propietarios, un consorcio formado por las dos empresas de capital inversión Advent y Cinven, así como por la fundación RAG. Así pues, es momento de echar una mirada retrospectiva: a una historia de éxitos.

La actividad de ascensores ha formado parte de thyssenkrupp desde 1952 a través de las sociedades precedentes. La que tuvo sus orígenes en un taller de cerrajería en el siglo XIX y que será una empresa independiente a partir del 1 de agosto de 2020, experimentó uno de sus puntos culminantes el 22 de junio de 2017. En la torre de pruebas de Elevator, en la localidad alemana de Rottweil, más de 200 invitados se convierten en testigos de una operación colosal. El por aquel entonces CEO Andreas Schierenbeck pulsa un botón y una cabina se pone en movimiento en uno de los nueve huecos de ascensor: primero un par de metros a la izquierda, después permanece en la posición durante unos segundos para entonces desaparecer subiendo por el hueco prácticamente en silencio. Entre los asistentes se desencadena un estallido de júbilo y aplausos. Acaban de presenciar el desplazamiento inaugural del primer ascensor sin cables, que permite el transporte vertical y horizontal de sus pasajeros gracias a la tecnología de motores lineales. MULTI es el nombre de esta innovación que marca un hito en la historia tecnológica de los ascensores. MULTI ahorra espacio, se perfila idóneo para edificios muy altos y posibilita nuevas opciones de diseño arquitectónicas.

MULTI simboliza mucho de lo que caracteriza a thyssenkrupp Elevator: espíritu creativo, arte de ingeniería y crecimiento.

ESPÍRITU CREATIVO

A lo largo de las últimas décadas, Elevator Technology ha marcado varias tendencias tecnológicas y ha revolucionado el sector. Entre lo más destacado de los productos figura, por ejemplo, el sistema de ascensores TWIN en el que dos cabinas se desplazan independientemente por un mismo eje. El funcionamiento es controlado mediante software inteligente de manera que los pasajeros llegan más rápido a su destino. Asimismo, TWIN también reporta rentabilidad al cliente. Ahorra un cuarto de espacio en comparación con una instalación convencional para la misma capacidad de transporte. El uso de Hololens, un miniordenador camuflado en unas gafas, acelera el mantenimiento y reparación de instalaciones de ascensores. Elevator Technology es la primera empresa que apuesta por la realidad mixta para estas tareas y que ha equipado a sus empleados del servicio técnico con este dispositivo desarrollado por Microsoft. El sistema MAX de mantenimiento preventivo basado en la nube reduce los tiempos de inactividad de los ascensores informando automáticamente sobre la necesaria sustitución de piezas o sobre el mantenimiento requerido. Sin olvidarnos de que MULTI, gracias a su tecnología de suspensión magnética y software de control inteligente rompe con la supuestamente inquebrantable ley por la que los ascensores deben estar suspendidos de cables y desplazarse únicamente en dos sentidos: hacia arriba y hacia abajo.

Las innovaciones no surgen por casualidad. thyssenkrupp Elevator invirtió a largo plazo y en numerosos emplazamientos en investigación y desarrollo. Varias torres de ensayo de menor tamaño y otras tres grandes -aparte de la de Rottweil hay una en China y otra en los EE. UU.- permiten llevar a cabo pruebas en condiciones reales. Elevator no para de lograr avances en nuevos ámbitos gracias a una red mundial de centros de innovación y desarrollo de productos (PDC), así como a las inversiones en talento inventivo. Por ejemplo, para que en el futuro los robots también puedan prestar servicio en distintas plantas de edificios, los desarrolladores de Elevator han creado una interfaz de software que permite al robot utilizar ascensores de manera autónoma.

ARTE DE INGENIERÍA

Cada proyecto es distinto, cada pedido lleva aparejados retos diferentes, cada producto debe ser adaptado a la realidad concreta en cada caso. En una frase: no todos los ascensores son iguales, no todas las escaleras mecánicas son iguales. En cada caso individual vuelve a ser necesaria la capacidad de ingenieros y técnicos. Su enorme importancia la ponen de relieve los proyectos insignia que Elevator Technology ha realizado en los últimos años en casi todas las partes del globo.

  • Escaleras mecánicas para el metro de Tiflis, Georgia

  • Las escaleras mecánicas fabricadas en Hamburgo ofrecen un logro pionero para este pedido en 2017: Escaleras mecánicas para una estación en la capital georgiana que salvan un desnivel de 45 metros. Con 110 metros son las escaleras mecánicas más largas que Elevator jamás haya construido hasta entonces y también las más estrechas. De este modo pueden instalarse en un tubo tres escaleras mecánicas en lugar de dos, viéndose incrementada la capacidad de transporte en un 50 por ciento. Los ingenieros de Hamburgo lo hicieron posible instalando el motor de accionamiento bajo las escaleras mecánicas. Esta ingeniosa solución ha tenido eco, pudiendo verse ya en otras partes: atendiendo al mismo principio, el año pasado llegaron hasta Bakú, Azerbaiyán, más escaleras mecánicas procedentes de Hamburgo.

  • Pasarelas telescópicas, escaleras mecánicas y andenes móviles para el aeropuerto de Río de Janeiro

  • Antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016, Elevator se encargó de poner el aeropuerto más grande de Brasil a punto para el megaevento. Además de la sustitución de las escaleras mecánicas y de la instalación del andén móvil de 100 metros, hasta entonces el más largo del país, dotaron al aeropuerto de 26 nuevas pasarelas telescópicas, donde la más larga de ellas puede desplegarse hasta los 45 metros. Todas ellas están provistas de un sistema de seguridad automático que evita colisiones. Gracias a estas modernas pasarelas telescópicas son más y mayores los aviones que pueden poner rumbo al aeropuerto de Río.

  • Ascensores TWIN para un edificio de gran altura en Londres

  • Innovación hecha realidad: Elevator Technology ha suministrado los ascensores, entre ellos 11 instalaciones TWIN, para el rascacielos "The Scalpel" de casi 200 metros de altura y ubicado en el distrito financiero londinense. Esta compacta solución permite al promotor comercializar un 30 por ciento más de espacio de oficinas. A los inquilinos, este eficiente sistema TWIN también les reporta un notable ahorro de tiempo con menores tiempos de transporte y de mantenimiento.

CRECIMIENTO

Desde el principio, thyssenkrupp ha considerado el área de ascensores como negocio con gran potencial de crecimiento. Por supuesto, los comienzos quedan al alcance de la vista. En los años 50, el Grupo Rheinstahl compra una empresa de ascensores en Hamburgo; a comienzos de los años 70, otra en Stuttgart. Mediante la adquisición de Rheinstahl por parte de Thyssen en 1974 y la posterior fusión de Thyssen Stahl AG con Krupp Stahl AG en 1999, el área de ascensores pasa finalmente a formar parte del nuevo Grupo industrial thyssenkrupp. En ese momento, la empresa ya desempeña un papel de gran relevancia en la construcción de ascensores y escaleras mecánicas. Para la expansión reviste importancia sobre todo la adquisición de M.A.N.-Aufzugbau en el año 1984. A partir de entonces el avance ha sido ininterrumpido, he aquí solo algunos de los hitos:

1986 Participación en una empresa de ascensores en Toronto, Canadá

1987 Incorporación de un fabricante holandés de salvaescaleras

1991 Construcción de una fábrica de escaleras mecánicas en España

1995 Constitución de Elevator China, construcción de una fábrica en Zhongshan

1998 Compra de la empresa Dover Elevators con sede en los EE. UU. y Canadá

1998 thyssenkrupp Elevator se convierte en el tercer mayor fabricante de ascensores del mundo

2001 Adquisición de los negocios del competidor KONE en Sudamérica

2003 Constitución de una Joint Venture en Corea del Sur

2006 Nuevo emplazamiento de producción en China

2019 Compra adicional de otras dos empresas de ascensores en EE. UU.

En la actualidad, thyssenkrupp Elevator opera en más de cien países. Más de 1.000 emplazamientos de ventas y servicios ponen de relieve la proximidad de la empresa al cliente. Más de 50.000 empleados y empleadas contribuyen al éxito de este segmento. La empresa de ascensores ha pasado a ser un proveedor global de soluciones de movilidad que van más allá de un simple "arriba" o "abajo". Software, inteligencia artificial y el Internet de las Cosas cobran cada vez mayor relevancia en el sector: Elevator Technology encabeza el desarrollo.

A partir del 1 de agosto, la empresa se independizará, contando con el respaldo de unos sólidos propietarios. La Junta Directiva, liderada por la CEO Martina Merz, dirige a la plantilla de Elevator unas palabras al respecto: "Estamos orgullosos del tiempo que dejamos atrás y en el que tantos éxitos hemos cosechado juntos." Ahora bien, tanto ella como sus compañeros de la Junta Directiva están firmemente convencidos de que los nuevos propietarios seguirán llevando a la empresa por la senda del crecimiento. "Deseamos darles aquí las gracias a ustedes por su excepcional dedicación y compromiso a lo largo de los años para con thyssenkrupp", prosigue la carta. Y quién sabe, tal vez sea este el comienzo de una nueva era para Elevator Technology.