"Notamos que la gente está comiendo más en casa"

La pandemia de coronavirus tiene un impacto extremadamente negativo en la economía mundial. Nosotros, en thyssenkrupp, también lo estamos notando de manera dramática, puesto que hemos tenido que reducir drásticamente o incluso suspender temporalmente la producción en la mayoría de los emplazamientos. En el negocio del automóvil en particular, las plantas están temporalmente paralizadas. Afortunadamente, la situación en thyssenkrupp Rasselstein es diferente ya que la demanda de acero para envases para latas de todo tipo ha aumentado durante la crisis. En una entrevista, el CEO de Rasselstein, el Dr. Peter Biele, nos habla de cómo le va a su negocio en tiempos de la pandemia de coronavirus y de cómo su equipo está lidiando con la situación.

Actualmente la gente no sólo acapara papel higiénico, sino también alimentos enlatados. ¿Notan esto en la demanda de acero para envases?

Sí, definitivamente. El acaparamiento puede ser parte de ello, pero seguramente no como el papel higiénico, que actualmente no se está utilizando a un ritmo más alto de lo habitual. Pero cuando las escuelas, restaurantes y comedores cierren, la gente vuelve a comer más en casa y con sus familias. Nosotros lo notamos. Lo que también notamos, sin embargo, es que los contenedores químicos, por ejemplo, cubos de pintura, etc., se venden bien. Gracias a que las tiendas de bricolaje están abiertas, la gente está ocupada pintando paredes.

¿Cuáles son sus expectativas para el ejercicio económico fiscal actual? ¿Cuáles son sus prioridades?

No podemos predecir cuánto tiempo durará este incremento de la demanda provocado por la pandemia. No es sostenible, lo sabemos, pero puede continuar por un tiempo. Sin embargo, es importante que no perdamos de vista nuestro negocio regular. Especialmente en estas semanas, la temporada alta habitual para nosotros comienza con las primeras cosechas, el momento en que vendemos mucho acero para envases para las verduras en conserva, por ejemplo. Hasta ahora, la demanda se ha mantenido a un nivel constante. Es bueno para nuestro negocio que siga lloviendo como es habitual en el sur de Europa. Esperamos que la actual sequía en el norte de Europa no se prolongue durante el verano de 2020. Nuestras prioridades son claramente asegurar una producción estable en Andernach. Nuestro material disfruta de una excelente demanda y nuestros clientes tienen su confianza depositada en nosotros. No queremos y no los vamos a defraudar.

¿Qué ha cambiado en Rasselstein debido a las medidas de protección con motivo del coronavirus? ¿Cuál es el estado de ánimo entre sus empleados?

Ahora está dando sus frutos el que hayamos tomado precauciones durante años para estar bien preparados para los escenarios pandémicos. Es muy importante nuestro comité de crisis, que se reúne a diario y toma las decisiones necesarias de forma profesional. En nuestras operaciones, aseguramos el estricto cumplimiento de las medidas de distancia e higiene. Alrededor de 200 empleados trabajan desde casa o en la empresa solo si se pueden ocupar las oficinas de forma individual. También comunicamos diariamente a nuestro personal lo que se debe y no se debe hacer. Es extremadamente importante que todos nos cuidemos a nosotros mismos y a nuestros compañeros y compañeras. Y al mismo tiempo, es importante que nos motivemos los unos a otros en una época en la que muchas cosas son diferentes y también más difíciles.

¿Tiene algún caso de coronavirus en su empresa?

Sí, cuatro de nuestros compañeros se infectaron. Afortunadamente, no infectaron a ninguno de nuestros compañeros gracias a las medidas de aislamiento inmediatas. Esto muestra lo importante que es que nosotros como empresa, pero también todos y cada uno de los individuos, manejemos la situación de manera responsable. No podemos ser lo suficientemente cuidadosos. Por último, me gustaría enviar un saludo a todo el mundo de thyssenkrupp y desearles que sigan gozando de salud.

thyssenkrupp Rasselstein es uno de los principales productores mundiales de acero para envases de alta calidad y precisión. El emplazamiento de Andernach, en Renania-Palatinado, es la mayor planta de producción del mundo en su género. Anualmente produce 1,5 millones de toneladas de acero para envases. Los aproximadamente 2.400 empleados atienden a unos 400 clientes en 80 países en una gran variedad de mercados. Entre ellos se encuentran los fabricantes de latas de alimentos y de comida para mascotas, latas de bebidas y de aerosoles, contenedores de productos químicos y técnicos como pinturas, así como chapas y tapas de rosca.