"En caso de duda: ¡Primero las personas!"

Con motivo del Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el trabajo, el Director de Personal Oliver Burkhard habla con Felicia Mutterer sobre we care 2020, sobre coronavirus y seguridad laboral en thyssenkrupp y sobre una posible vuelta a la normalidad.

tk-play

Felicia Mutterer: Acaba de celebrarse el Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el trabajo; de hecho, una jornada en la que thyssenkrupp lanza actividades participativas y eventos de equipo para los empleados. Pero este año, todo es distinto. Debemos y queremos hablar de todo esto. Bienvenidos al audiograma número 7. Soy Felicia Mutterer y me complace contar con un invitado entendido en la materia, el Director de Personal Oliver Burkhard. Bienvenido, Sr. Burkhard.

Oliver Burkhard: Un placer estar hoy aquí, Sra. Mutterer.

Felicia Mutterer: La pandemia por coronavirus sigue determinando amplias parcelas de la vida, también de la suya propia y la de thyssenkrupp. ¿Cómo marcha todo?

Oliver Burkhard: Bueno, como es natural, todo debe continuar su marcha también en estos días. Creo que desde una fase muy temprana hemos dado a conocer la consigna: Proteger la salud de nuestros empleados y los negocios. Lo cual llevamos haciendo desde hace varias semanas. Me parece que todo el mundo sabe que nos lo estamos tomando en serio. Todos sabemos que esto es algo que va a suponer un reto para nosotros durante algún tiempo. Ese gran Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el trabajo que introdujo en su momento la Organización Internacional del Trabajo y que aquí celebramos cada año deberá tener lugar de un modo diferente.

Felicia Mutterer: ¿De qué forma tendrá lugar esta jornada, a la que ustedes también llaman "we care Day"?

Oliver Burkhard: Esta vez no tendremos las actividades habituales que normalmente reúnen a los empleados. No lo podemos hacer en estos momentos. Debemos atenernos a las normas de distanciamiento, lo cual dificulta aún más las cosas. Pero por supuesto, podemos hacer muchas otras cosas, concretamente de forma digital, virtual. Hemos invitado a todos los empleados a plantearse cómo podemos contribuir entre todos, incluso en la distancia. Hoy en día veo un gran número de iniciativas en los nuevos medios, ya sea LinkedIn, Twitter, Facebook; la comunidad tk está muy activa y sensibiliza una vez más en relación al tema Salud y Seguridad laboral en uno de los 365 días del año.

Felicia Mutterer: ¿Cómo ve esto en relación al hecho de que, siendo sin duda la salud un tema importante, todo vuelve a verse ensombrecido por el coronavirus?

Oliver Burkhard: Exacto, usted está aludiendo a un tema que nos conmueve a todos profundamente, especialmente en estos últimos días. Hay dos empleados de thyssenkrupp, empleados en activo, que han fallecido por coronavirus. Un caso en Gran Bretaña y un caso aquí en Alemania. Se trataba de personas con las que hemos colaborado en los últimos meses, también durante años. Esto significa que nosotros, como empresa, tampoco estamos libres de vernos afectados, al igual que cualquier otro sector de la sociedad, y que lo tenemos muy cercano, por lo que hacemos lo preciso en estos momentos: Atenernos a las recomendaciones de los expertos y expertas. Creo que eso es mejor que erigirse uno mismo en experto, por así decirlo. Por supuesto que sabemos de salud y seguridad en el trabajo, pero el tema del COVID-19 es una cuestión que supone un desafío nuevo por completo para todos nosotros, que intentamos implementar desde el punto de vista tanto técnico como organizativo y, si no hay otra opción, también a título personal, es decir: Protección buconasal, normas de higiene y distanciamiento; nos lo tomamos muy en serio y apelamos a la observancia por parte de todos los empleados.

Felicia Mutterer: Sí, exacto, y además con ayuda digital, con las actividades participativas digitales, por ejemplo en we.connect.

Oliver Burkhard: Exacto, en nuestras redes sociales internas, como p. ej. we.connect, así como en las externas. En este sentido es una satisfacción ver que, aunque el coronavirus sea un tema terrible, también cabe asociarlo a algo positivo, concretamente, que la salud de nuestros empleados es nuestra máxima prioridad. Y esto puede quedar muy claro en una jornada como esta a través de diversas actividades.

Felicia Mutterer: ¿Qué creen ustedes que hay que actualizar concretamente en términos de salud y seguridad en el trabajo?

Oliver Burkhard: Tenemos presente de forma repetida, casi permanente, el tema de la seguridad laboral en nuestras fábricas, y creo que depende significativamente de la cultura, de la cultura de la seguridad en el trabajo. Esta se crea en el día a día laboral o se destruye allí. Y se basa en un conjunto de normas que no será el mismo para un montador de ascensores que para alguien que trabaje aquí en la sede. Pero en definitiva se trata de que nos atengamos a esas normas, de que no nos vayamos olvidando poco a poco cada día de los buenos propósitos -porque en tal caso no sirve de nada celebrar un día mundial- y se trata de que recordemos actuar de manera segura cada día. Viene a ser un poco como lavarse los dientes, tiene que convertirse en algo automático, sin que la frecuencia o la intensidad del cepillado se vea reducida con los años. 
Nuestra cuota de accidentes es solo un tercio de lo que era cuando abordamos de forma conjunta los proyectos al respecto. Estoy pensando, por ejemplo, en nuestra campaña "we check" o en la tarjeta "we stop" que pusimos en circulación: Cada empleado tiene derecho a detener de inmediato su trabajo, si ve que lo está realizando en un entorno inseguro, y a llamar a un superior para que sea restablecida la seguridad en el entorno de trabajo. No eran iniciativas aisladas, sino -junto con las demás pautas- cuestiones importantes.

Felicia Mutterer: Ahora he de volver sobre el tema del coronavirus: En estos momentos se está llevando a cabo una relajación de las medidas en Alemania y Austria. En Alemania, por ejemplo, se permite reabrir los negocios bajo ciertas condiciones, al igual que las escuelas, y en Austria incluso se permitirá a la gente volver a salir a partir de mayo. Ahora da un poco la sensación de que el riesgo ya estuviera minimizado, que estuviéramos fuera de peligro y parece que thyssenkrupp también podría volver pronto a una total normalidad.

Oliver Burkhard: Debo decir que soy más escéptico. Por supuesto que entiendo los debates actuales: Cuánta relajación admite este virus y cuánto he de comedirme para que no llegue a agravarse. Creo que seguiremos estando bien asesorados -a pesar de todas las presiones políticas y económicas que pueda haber- si confiamos en el consejo de los expertos. Y ellos son un tanto más cautos al respecto.
En estos momentos, las condiciones de vida de los empleados puede que sea de lo más diversa, pero lo que quiero decir es que debemos tener mucho cuidado. Y esa es también la línea que seguimos en tk. En la actualidad tenemos a 35.000 personas teletrabajando desde casa, lo cual está funcionando muy bien. La cuestión es: ¿Qué es lo que no funciona si seguimos teletrabajando desde casa? Y la respuesta suele ser: Nada; a decir verdad, esto está funcionando. Y es entonces cuando digo que es mejor que sigamos siendo cautelosos en lugar de suavizar medidas antes de tiempo, dando lugar a una segunda oleada. En realidad no he sido una persona muy cautelosa a lo largo de mi vida, pero estoy atento. Y creo que este virus aún requiere esta atención, así como que nuestra empresa reaccione en consecuencia.

Felicia Mutterer: ¿Cómo toman ustedes las decisiones? Es decir, además de estar atentos a la política, ¿cómo las adoptan a nivel interno?

Oliver Burkhard: A nivel interno mantenemos una reunión cada mañana con los directivos que se ocupan directamente de este tema; en días alternos con nuestro negocio. Seguimos muy de cerca la evolución en los distintos países, que es muy diversa. Hacemos una adaptación local, si bien damos recomendaciones generales. Ya sea llevar puesta mascarilla, ya sea cómo llevar a la práctica las medidas de distanciamiento en el lugar de trabajo, ¿qué ocurre si no podemos observarlas? Cómo protegemos en tal caso a nuestros empleados. Así pues, la respuesta es de lo más variada pero siempre con un denominador común al que permanecemos fieles: Queremos proteger a nuestros empleados. Debemos proteger nuestras actividades comerciales. Tenemos que conseguir el equilibrio. Y en caso de duda, decidimos siempre a favor de la persona.

Felicia Mutterer: ¿Qué es lo importante ahora al intentar adoptar medidas conducentes a la normalidad con la mesura necesaria?

Oliver Burkhard: Lo primero: Sigue siendo importante la observancia de las distintas medidas de protección frente al coronavirus que hemos ido dando a conocer en las últimas semanas. Toser y estornudar correctamente, mantener distancia, prescindir de dar la mano. Lo segundo: Desde el punto de vista técnico, allí donde no podamos cumplir con el distanciamiento, nos encargaremos de instalar las medidas de protección oportunas - por ejemplo, mamparas de plexiglás entre dos puestos de trabajo. Desde el punto de vista organizativo intentaremos introducir tres turnos en lugar de uno, por así decirlo, para repartir el número de empleados de modo que no haya demasiados en un sitio concreto, pudiendo contagiarse entre ellos. Y allí donde sea necesario también daremos mascarillas que sean asimismo aptas para la protección individual. Nadie debe sentirse mal por venir a trabajar a tk en estos días. Creo que entre todos nos cuidamos los unos a los otros. Esto incluye tanto las medidas de precaución por parte de la empresa como la actuación responsable de cada persona que trabaja con nosotros.

Felicia Mutterer: El lema es "Safety first", es decir, "la seguridad ante todo". Oliver Burkhard, Director de Personal de thyssenkrupp, gracias por la información. Este ha sido el audiograma número siete. Cuídense y sigan disfrutando de salud. Hasta la próxima.